Islandia: la isla de hielo y fuego.

Desde mi primera visita a Islandia tuve la sensación encontrarme ante un lugar importante para mí. Otros destinos, otros viajes, han sido enriquecedores, fascinantes, pero no me han proporcionado  esa especial certidumbre de de hallarme ante un paisaje al que había de volver de manera reiterada. Allí encontré las grandes soledades y los paisajes vírgenes que ya sólo se pueden encontrar en Asia central, Canadá o algunos, ya pocos, enclaves africanos.

Islandia es en esencia primigenia, salvaje. Donde aún podemos sentir la sensación de ser dominados por la naturaleza, a merced de sus caprichos. Y todo ello sin salir de Europa. Pero también es historia, literatura, magia.

Viajes National Geographic, en su número de abril (#169), recoge mi propuesta de viaje circular alrededor de los puntos más emblemáticos y diferentes de esta joya anclada al borde mismo del círculo polar ártico.

viajes NG #106